miércoles, 11 de junio de 2008

¿Cómo explicarán los candidatos su postura acerca de reunirse con líderes hostiles?


Analistas políticos explican las probables estrategias de cada candidato

Por Eric Green
Washington – El senador John McCain y el senador Barack Obama, quienes se presume se enfrentarán por el cargo de la presidencia en noviembre, presentan filosofías opuestas en lo relativo a entablar negociaciones con dictadores hostiles y líderes al margen de la ley y, dada esa situación, según dice un importante analista, la pregunta viene a ser: ¿qué postura le resultará más atractiva al elector estadounidense?
El senador por Illinois Obama ha declarado su disposición a reunirse con Raúl Castro de Cuba y con el presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad. McCain, senador por Arizona, se opone a semejantes reuniones y dice que la postura de Obama solo envalentonaría a los “enemigos implacables” de Estados Unidos”.
Norman Ornstein, académico de American Enterprise Institute for Public Policy Research en Washington, charló en fechas recientes con el Servicio Noticioso desde Washington.
Ornstein, que también es analista electoral para la cadena de televisión CBS, dijo: “Lo que sabemos es que a los estadounidenses les gusta en principio la idea de hablar con los demás, incluso con adversarios; en ese sentido, Obama está del lado de la opinión pública”.
La cuestión viene a ser si el planteamiento de Obama, es decir, “negociaciones directas a nivel presidencial, y no en un nivel inferior, sin requisitos previos y con solo preparativos previos– se verá como una señal de ingenuidad e inexperiencia”.
Ornstein ha dicho que, hasta la fecha, parece que Obama “ha manejado el tema con bastante astucia, pero aun hay escollos, entre estos distinguir entre Ahmadinejad” y los grupos terroristas Hamas yHezbolá “y entre Ahmadinejad y otros líderes iraníes”.
Para McCain, dijo Ornstein, la pregunta viene a ser si sus ataques contra Obama, en lo relativo a este tema, se parecen a la política del presidente Bush “de no negociar con adversarios”, o si el intento de distinguir entre comunicación con adversarios extranjeros a nivel de secretario de Estado, en lugar de comunicación a nivel de presidente, “tendrá acogida entre los votantes”.
ANALISTA DE NBC DICE QUE LOS CANDIDATOS UTILIZAN ESTEREOTIPOS NEGATIVOS PARA DESCRIBIR A SU ADVERSARIO
Chuck Todd, director político de la cadena de televisión NBC, dijo al Servicio Noticioso que ambos candidatos intentan describirse el uno a otro utilizando estereotipos negativos en cuanto a si un presidente estadounidense debería reunirse con líderes extranjeros hostiles.
Todd dijo que el intercambio constante entre ambos candidatos suscita dudas en cuanto a cual estereotipo prevalecerá entre los electores estadounidenses.
Con respecto a Irán, Obama ha declarado que jamás ha dicho que sostendría conversaciones directas con Ahmadinejad, sólo con líderes iraníes. Semejante minuciosidad con las palabras podría derivar en un debate sobre quién es, de hecho, el líder de Irán, dijo Todd.
En la campaña de Obama para la candidatura presidencial por el partido demócrata, el senador por Illinois intentó caracterizar a su adversaria Hillary Clinton como “similar en muchos aspectos a Bush” y pretendía contrastar su novedosa postura en cuanto a la política exterior con el enfoque de la senadora por Nueva York, explicó Todd.
Obama “se comprometió con algunas posturas que creo francamente que ahora desea no haber hecho”, comentó Todd. Pero el analista dijo que Obama “cree que puede ganar” el argumento sobre la negociación con los dictadores diciendo que McCain se apega demasiado a la política exterior más unilateral y de línea dura del presidente Bush.
ANALISTA POLÍTICO DE VIRGINIA DICE QUE MCCAIN SE ENFRENTA A UNA DURA BATALLA
El analista político Larry Sabato dijo al Servicio Noticioso que a McCain “sin duda le espera una dura batalla en condiciones adversas que enfrentaría cualquier republicano: que se presente como candidato a un cargo en el 2008.
La mejor táctica que puede emplear McCain contra Obama es acusar a su rival demócrata de tener poca experiencia, “en particular en lo relativo a la política exterior, las fuerzas militares, la defensa y la seguridad nacional”, dijo Sabato, profesor de política de la Universidad de Virginia.
Sabato agregó que la tarea de McCain “es describir a Obama como un candidato demasiado arriesgado” al que le falta “experiencia para tomar decisiones racionales e inteligentes que velen por los intereses del país”.
McCain podría utilizar una y otra vez la palabra “ingenuo” en su caracterización de Obama, dijo Sabato, quien agregó que entre otras acusaciones posibles cabría destacar “que es crédulo y confía demasiado en nefastos dictadores a los que les alegraría cortarnos el cuello si se les presentara la oportunidad”.
Sabato dijo que Obama podría responder proyectándose como el candidato joven para una nueva generación de líderes, parecido a lo que ejemplificaba John F. Kennedy, quien dijo en su discurso de investidura en enero de 1961 que Estados Unidos “jamás debería negociar por miedo, ni tampoco tener miedo de negociar”.
La estrategia de McCain es repetir su argumento de no entablar negociaciones con dictadores hostiles en los estados de tendencia conservadora con gran número de personal militar, como Virginia, explicó Sabato.
El senador por Arizona también podría intentar apelar al mismo argumento en la Florida, un estado que tiene muchos electores conservadores debido al gran número de instalaciones militares y debido a la población cubano-estadounidense que se opone a entablar conversaciones con líderes comunistas cubanos, dijo Sabato.
Para más información véase
Las elecciones en EE.UU. y Elecciones 2008 en EE.UU. - Las elecciones generales.

1 comentario:

  1. Creo que en este punto de la carrera presidencial el mayor asunto a dirimir es si el elector americano quiere seguir en una carrera expansionista de los intereses norte-americanos extrafronteras, o volver su mirada hacia los problemas internos que enfrenta el país y que tan poco se han mencionado en la prensa internacional.
    Algo incomprensible, considerando que al mundo le debería importar que le pasa en el ombligo al "Gran Hermano" que sigue usando la política del "Big Stick" (Gran Palo. Doctrina de política externa establecida por Theodore Roosevelt donde todo se soluciona por quien tiene el garrote más grande; y todos sabemos quien es ese en este momento históico).

    También podemos considerar que poco importa lo que digan los presidenciables, y si lo que la prensa le diga al americano común que es lo que "realmente quiere".

    ¿Alguien vió mi garrote? ¿O tengo que llamar a Kurbanov para que me proteja?

    ResponderEliminar

¡Gracias por enviarnos tu mensaje!