martes, 10 de junio de 2008

Día Mundial del Medio Ambiente urge abandonar el hábito del carbón


Washington – Cuando la Asamblea General de la ONU inauguró el Día Mundial del Medio Ambiente en 1972, pocos se dieron cuenta de lo crítica que iba a ser la cuestión ambiental tres décadas más tarde.
“El cambio climático se está convirtiendo en el asunto que define nuestra era”, según indica el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y por esa razón el hincapié en 2008 es la promoción de modos de vida sostenibles y el abandono de prácticas que contribuyan al cambio climático.
“Nuestro mundo es víctima de una grave adicción al carbono”, expuso el secretario general de la ONU Ban Ki-moon en un mensaje para presentar el tema “¡Deja el hábito! Hacia una economía baja en carbono”.
“Las consecuencias ambientales, económicas y políticas del calentamiento de la atmósfera son profundas”, dijo Ban y citó los rápidos cambios “de las montañas a los océanos, de los polos a los trópicos”, documentados por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) en 2007
El IPCC concluyó que la actividad humana probablemente sea un factor que contribuye al cambio climático y al calentamiento global.
“Las ciudades de las zonas bajas se ven afectadas por inundaciones” y patrones de clima cada vez más impredecibles exacerban los altos precios de alimentos básicos e incrementan la posibilidad de conflictos causados por la escasez de recursos, dijo.
“Los pobres serán los más afectados”, dijo Ban, y reiteró “cuán dañina es nuestra adicción” a la quema de carbón por medio de combustibles fósiles y prácticas insostenibles de fabricación. Comentó también que una deforestación sin control contribuye significativamente al calentamiento mundial.
El efecto ya se siente en las poblaciones humanas y especies animales y vegetales en regiones vulnerables de todo el mundo. En algunas de estas regiones la flora y fauna se explotan hasta la extinción por parte de los traficantes delincuentes de especies en peligro de extinción.
Por esta razón y para coincidir con el Día Mundial del Medio Ambiente, el Departamento de Estado ha inaugurado una iniciativa para crear conciencia social sobre el tráfico ilegal de especies silvestres. Habrá anuncios de servicio público presentados por el actor Harrison Ford, que ha donado su tiempo, para destacar esta campaña mundial.
EMPRESAS ESTADOUNIDENSES Y COMUNIDADES PROMETEN RECORTES EN LA EMISIÓN DE GASES DE EFECTO INVERNADERO
En marzo se celebró en Washington la Conferencia Internacional sobre Energías Renovables Washington 2008 (WIREC) en la que se prometieron reducciones en la emisión de gases de efecto invernadero por parte de comunidades, países y empresas a nivel internacional. Estos compromisos de reducir el uso de los combustibles basados en el carbono en favor de fuentes de energía renovables y reducir prácticas nocivas apoyan la campaña “¡Deja el hábito!”. Hasta la fecha, se han recopilado 140 promesas y están listadas en el sitio Web de Red de Políticas de Energías Renovables para el Siglo XXI (REN21).
El embajador Reno L. Harnish III, vicesecretario principal adjunto de Estado en la Dirección de Asuntos Ambientales y Científicos Internacionales, dijo al Servicio Noticioso desde Washington que WIREC “ha dado un fuerte impulso a sociedades de bajas emisiones de carbono en el mundo”.
Las promesas hechas en WIREC que son analizadas en el Laboratorio Nacional de Energías Renovables en Colorado son significativas. “Podemos ver que estas promesas vistas conjuntamente” prevendrán la emisión de grandes cantidades de gases de efecto de invernadero. Añadió Harnish, “es prometedor ver el número de promesas de países en desarrollo, de Cabo Verde a Nicaragua y a Jordania. Estos países se mueven claramente a su manera hacia una sociedad de bajas emisiones de carbono.
“Estados Unidos apoya el movimiento hacia una sociedad de bajas emisiones de carbono a nivel nacional y en el extranjero”, dijo, mediante legislación específica en Estados Unidos y programas tales como la Alianza Asia-Pacífico y la Alianza Aldea Mundial en el extranjero. Además de reducir la huella de carbono “estos programas también proporcionan seguridad energética y desarrollo rural a países en desarrollo”, explicó Hamish.
Dijo que el proceso de los 17 países que tienen economías principales está dirigido a negociar “para lograr una meta a largo plazo que tenga credibilidad y una meta a medio plazo que sea vinculante”.
Las grandes empresas marcan una diferencia y cada vez más que adoptan una mentalidad ecológica. Un ejemplo es Wal-Mart, calificada como la empresa estadounidense de mayor tamaño por el índice empresarial Fortune 500 de 2008. PNUMA felicitó a esta empresa por su éxito al reducir el exceso de envoltorios para juguetes lo que es una contribución a la reducción de emisiones de carbono por ahorrar en el consumo de árboles y de costos de combustible de transportes. Desde 2005, Wal-Mart ha introducido prácticas ecológicas en sus operaciones, reclutando innovadores como Amory Lovins, cofundador del Instituto Rocky Mountain, para que asesoren a la empresa.
Wal-Mart trabaja con varias agencias de certificación como el Consejo de Administración Forestal y el Consejo de Administración Marina para asegurar la sostenibilidad de ciertos productos, pero la propia empresa reconoce que un éxito incompleto en su camino hacia las prácticas ecológicas todavía atrae las críticas de grupos ambientales que argumentan que las ganancias en la sostenibilidad en algunos aspectos suelen verse contrarrestadas por otras prácticas de la compañía.
Un líder en Estados Unidos en cuando a la eliminación del hábito del carbono es el Departamento de Defensa, que prometió reemplazar el 25 por ciento de los combustibles fósiles que utilizaba con fuentes de energía renovables.
“El Pentágono es un líder en el gobierno federal en lo que se refiere a reducir el uso del petróleo en el país”, comentó Amory Lovins en una entrevista reciente con la revista Popular Mechanics.
Se insta a individuos, organizaciones, comunidades y gobiernos a tomar conciencia de la energía que consumen y a actuar para desarrollar estilos de vida eficientes energéticamente que incorporen fuentes de energía alternativas, conservación de recursos naturales y consumos no perjudiciales para el medio ambiente.
Para más información, véase la página Web de PNUMA sobre el
Día Mundial del Medio Ambiente 2008.

4 comentarios:

  1. Chala20016:27

    Ojalá no sea ademasiado tarde para esto....

    ResponderEliminar
  2. Esto de cuidar el medio ambiente es muy simple... o contribuímos todos o la vamos a pasar muy mal. Y no tenemos que esperar a vernos directamente afectados, porque ahí va a ser muy tarde, todos podemos tomar alguna medida, simplemente hay que asumir el compromiso de hacerlo... Pensemos, ¿qué mundo le vamos a dejar a nuestros hijos?
    Hay que adoptar más responsabilidad en esto.

    ResponderEliminar
  3. Carlos Pereira12:01

    Esperemos que tomen conciencia todos en el mundo en especial Estados Unidos y la Comunidad Europea y los gigantes de Asia

    ResponderEliminar
  4. Esperar y desear no es suficiente...
    Soy docente en Young, Rio Negro y desde el aula trabajé con este tema a modo de debate en el aula (en Inglès) porque estoy convencida de que se aprende y concientiza a la gente HACIENDO.
    También soy madre y me preocupa que planeta va a quedar para mi descendencia...
    No bajemos los brazos, cualquier ayudita al planeta esta re-bueno!

    ResponderEliminar

¡Gracias por enviarnos tu mensaje!